En el mundo de las ciencias, aún hoy en día, las mujeres son minoría. Sin embargo, algunas han conseguido abrirse un hueco en su campo, a base de esfuerzo y dedicación. Es el caso de Inma Roche, Ingeniera Técnica Industrial en Química y Técnica Superior en Prevención de Riesgos laborales. Con ella, iniciamos una nueva sección en nuestra web, con la que queremos conocer la experiencia de mujeres empresarias en nuestras comarcas. Inma Roche es directora de Akto, consultoría de riesgos laborales.

ANA LLOPIS. Gandia, mayo de 2018

Según algunos estudios, todavía hoy en día es muy reducido el número de mujeres que estudian carreras de Ciencias. ¿Cree que se debería fomentar o que cada cual ha de estudiar según sus intereses?

Estudiar ciencias es una cuestión de gusto. Yo tengo 52 años, en mi caso me gustaban más las ciencias que las letras y me incliné por ellas. En ningún momento se me ha planteado o me he planteado que sea cosa de hombre o mujeres. Yo he estado siempre muy a gusto en la ingeniería.

“Nunca me planteé que las ciencias fuesen una cuestión de hombres o mujeres, era lo que me gustaba y me incliné por ellas”

Es cierto que éramos muy pocas chicas y estábamos un poco más mimadas, pero desarrollé mis estudios en un ambiente normal, con unos padres que lo que querían es que sus hijos estudiase y que fuese el hijo quien eligiese la opción que más le gustase.

¿Cómo surge AKTO, la consultoría de riesgos laborales que dirige?

Yo llevo 28 años en el mundo de los riesgos laborales. Primero trabajé en una unión de mutuas cuando aún no había salido la ley de prevención, y lo que se hacía entonces era actuar sobre las empresas para que no hubiera accidentes de trabajo. Al salir la ley, ya se crearon los servicios de prevención, que eran los encargados de asesorar a las empresas para que cumpliesen con los planes de prevención. En ese momento, fui directora del servicio de prevención de Aspre, también aquí en Gandia y

en 2010 tomé la decisión de montar la delegación de Europreven aquí en Gandia, cuya marca característica es AKTO.

¿Qué marca la diferencia de su empresa con respecto a la competencia?

Nuestras fortalezas son la capacidad de atención constante al cliente; que contamos con un equipo de técnicos experto capaz de dar soluciones; que contamos con clientes reconocidos de la Safor; la proximidad, nuestra capacidad de realizar las visitas in situ y la acreditación a nivel nacional con servicio en toda España.

¿Puede ser el sector de los riesgos laborales innovador?

Todo el mundo debe innovar o nos quedamos atrás.

En nuestro caso somos una empresa de servicios, somos una asesoría específica en materia de prevención de riesgos laborales. Hemos tenido que hacer programas informáticos para que el empresario interactúe con nosotros, a través de la herramienta prevenet. En esta herramienta, puede por ejemplo, dar de alta a trabajadores, entregar la ficha de protección individual…les ayuda a que tengan una respuesta rápida y agilizar las tareas de administración.

¿Cómo afrontaron la crisis económica? ¿cuál ha sido su evolución para ser competitivos?

Para superar la crisis económica hemos tenido que tomar decisiones arriesgadas para poder sobrevivir;

todo el equipo humano tiene que afrontar la crisis con mucha valentía, pero teniendo una meta clara y definida, es mucho más fácil superar los problemas. Se ha de ser muy constante y, económicamente, hacer verdaderas ingenierías para llegar a fin de mes y que salga todo adelante. Por otro lado, es cierto que las crisis depuran mucho el mercado, por lo que tienes que tener muy definida con qué estrategia quieres seguir estando y luchar por ella. Quizás la más aplicable en dicha época es la de abaratar los costes de los servicios en detrimento de la calidad; nosotros en su momento decidimos mantener la calidad del Servicio, dentro de unos precios razonables. Durante este proceso tienes muchas tentaciones de aceptar presupuestos muy por debajo de tu exigencia de calidad, pero en nuestro caso, gracias a todo el equipo, nos hemos mantenido en la línea que teníamos definida, renunciando a posibles clientes.

Actualmente, ¿tienen las empresas más conciencia en cuanto a riesgos laborales se refiere?

A lo largo del tiempo ha ido cambiando. Ha influido también mucho el clima social. Todo ha contribuido a que las empresas estén más preocupadas. Todo va sumando puntos, la concienciación, las inspecciones, la fuerza social, las nuevas generaciones, la cultura que va insertándose poco a poco en las empresas y cuanta más cultura haya, siempre va a ver una cultura de prevención de riesgos laborales porque es paralelo. Ha mejorado, aunque aún existen accidentes evidentemente. Pero sí que es verdad que cada vez más, en muchas ocasiones en los accidentes que ocurren la empresa sí ha puesto los medios, sí que está preocupada por la prevención pero aún así, por desgracia, ocurren. Imagínate si no se preocupasen por eso.

Ahora que las empresas se preocupan tanto por las habilidades sociales, ¿cuál cree que son las necesarias para dirigir un equipo como el que usted dirige por ejemplo?

Un factor muy importante la educación, la educación es la base del liderazgo de cualquier actividad. Las personas debemos ser educadas y respetarnos, eso es lo principal. Partiendo de esa base, escuchar y respetar una persona puede ser líder si detrás tiene un buen producto y un buen equipo que avale ese producto.

Una persona líder es capaz de que la gente le siga

y le seguirán si dices la verdad y dirás la verdad si tienes un buen producto detrás. Pero lo más importante es la educación, que se demuestra no solo cuando uno está bien, sino también cuando uno tiene un mal día porque somos humanos y tienes que tener capacidad de respuesta, decir las cosas de forma educada y asumir las culpas, y dar una respuesta a esa culpa que realmente satisfaga al cliente. Y en cuanto a los trabajadores, entenderles, estar con ellos y que compartan un objetivo común, deben tener claro el objetivo de la empresa.

¿Cuál es el secreto de su equipo?

Nos involucramos todos en la empresa; nos encanta el trabajo que hacemos, especialmente cuando nuestros clientes nos lo reconocen.

¿Qué recomendaría a un nuevo emprendedor?

Lo que más ayuda para emprender y tener fortaleza,

es tener experiencia en la línea del negocio que vas a diseñar y creer en uno mismo.

Si tienes claro tu proyecto, cualquier dificultad que se ponga por delante siempre la superas. Otro factor decisivo en el emprendedurismo es la liquidez económica; sin ella es inviable comenzar o continuar un negocio. Por suerte, para eso ya hay muchas opciones en el mercado tales como los bancos, Angels, etc…