El piloto español Daniel Albero se ha convertido oficialmente en el primer diabético de la historia en tomar la salida en el Rally Dakar, que se iniciará el 6 de enero de 2019 en Lima y en el que ya ha completado su inscripción en la categoría de motos.

A inicios del pasado mes de septiembre, el valenciano recibió la carta de inscripción de los organizadores y disponía de dos meses para reunir el dinero (70.000 euros) que le permitiesen afrontar la cita sudamericana.

Y Albero lo ha logrado gracias en buena parte a la ayuda que va a prestarle Novo Nordisk, una compañía global con sede en Dinamarca dedicada desde hace casi 100 años al cuidado de la diabetes y la única firma del mundo que esponsoriza un equipo profesional de ciclismo donde todos sus deportistas son diabéticos y ahora lo hará por primera vez a nivel individual.

Este apoyo se une a los que ya tenía con diversos patrocinadores como Gluquo, Ribera Salud, Marqueset, Cátedra de Innovación del Campus de Gandia de la UPV y Delikia, que le han ayudado a trasladar el mensaje que los aquejados por su enfermedad pueden, si se preparan de manera adecuada, realizar cualquier tipo de deporte.

El valenciano comenzó su periplo en los rallys hace tres años cuando un amigo le prestó una moto para participar en el Rally de Enguera (Valencia) y poco a poco ha ido evolucionando hasta disputar alguno de los mejores ‘raids’ del mundo como la Baja Aragón o el Merzouga, algo necesario para recibir el visto bueno del Dakar, aunque será ahora cuando afronte el considerado más duro del planeta.