La empresa «Inteligencia turística» se incorpora al centro de emprendedores de la UPV en el Campus de Gandia, tras la certificación de Benidorm como primer destino turístico inteligente.

Atrás queda aquel 15 de julio de 2015 cuando Celia Romero, fundadora de la entonces joven empresa «Inteligencia Turística», congregó en la sala de conferencias 1-4 del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de Valencia a buena parte del sector turístico de la Safor. Nada fácil en plena temporada turística, pero el título de la jornada ‘Inteligencia turística: un desafío para el sector turístico’, programada por la Cátedra de Innovación, demostró ser lo suficientemente atractivo como para llenar aquella sala a las 10 de la mañana de un miércoles en pleno mes de julio.

Hoy, casi cuatro años después, podemos afirmar con rotundidad que aquello de la inteligencia turística, que entonces era un desafío, hoy se ha convertido en una realidad: la empresa «Inteligencia Turística» liderada por la visionaria Celia Romero ha facilitado la certificación de Benidorm, por parte de AENOR, como primer destino turístico inteligente del mundo, según la norma UNE 178501 de Sistema de Gestión de los Destinos Turísticos Inteligentes. Tras el hito conseguido en 2019 se esconde la historia de los años más duros de una startup, sólo superados con la determinación y la resiliencia de sus fundadores, y por el soporte y la ayuda, que instituciones como el Campus de Gandia y su Cátedra de Innovación le han prestado en los momentos más difíciles.

Benidorm, referente turístico del mundo, es el reclamo perfecto para llamar la atención no sólo de otros destinos turísticos sino, además, de empresas del sector como hoteles y agencias de viajes que también pueden implantar esta norma para mejorar su competitividad; y esa, es ahora la consigna de «Inteligencia Turística»: crecer, ayudar a otras empresas y destinos a conseguir lo mismo que Benidorm ha conseguido; y para ello la startup ha elegido como cuartel general el centro de emprendedores del Campus de Gandia (Ideas UPV).

Resulta contradictorio pensar que una startup en fase de captación de inversión para expandir su negocio, se establezca en un co-working de un campus universitario; pero en palabras de su fundadora Celia Romero: «Quiero que las nuevas incorporaciones de mi empresa se nutran del espíritu del emprendimiento universitario; busco la polinización cruzada de ideas y en ese sentido valoro muy positivamente el Campus de Gandia, la Cátedra de Turismo Inteligente y la Cátedra de innovación como elementos dinamizadores de la innovación turística de vanguardia».

«La llegada del proyecto europeo O-City, liderado por José Marín-Roig, al Campus de Gandia ha sido un hecho determinante para nuestra elección de Gandia como cuartel general», según explica la visionaria, «ya que para la mejora de la competitividad de un destino se precisa un mejor aprovechamiento de sus atractivos naturales y culturales y la creación de otros recursos innovadores y esta es la idea que se desarrolla en el proyecto O-City a nivel internacional, lo que hace muy atractiva la convivencia de ambos equipos de trabajo en el mismo espacio.»

La empresa se encarga de la consultoría con el objetivo de sistematizar el análisis, filtrado, organización, capacitación y validación por expertos del open data, para explotar al máximo su información. Como lo explica la gandiense Mª Ángeles Mengual, recién nombrada directora comercial de la startup: «La implantación de sistemas de inteligencia turística permite potenciar la competitividad tanto de destinos como de hoteles, agencias de viajes y otros establecimientos turísticos. Gracias a la inteligencia turística podemos obtener datos e información de calidad a tiempo real sobre tendencias, actores clave, canales de distribución, eventos y cambios que se producen en el día a día lo que la convierte en una herramienta muy potente para la toma de decisiones.»