Hace apenas dos años, la meta de Un Diabético en el Dakar consistía en lograr que, por primera vez en la historia, un piloto de motos diabético tipo 1 pudiera participar en el rally más duro del mundo.

El objetivo deportivo se cumplió, si bien no se pudo llegar a la meta en Perú, pero el fin último del proyecto continua vigente y ha impulsado a la Cátedra de Innovación del Campus de Gandía de la Universitat Politècnica de València a renovar un año más su compromiso con la iniciativa.

De este modo, a través de los raids en los que vaya participando Daniel Albero y con la vista puesta en el nuevo recorrido de Arabia Saudí, se buscarán romper las barreras que impiden a millones de diabéticos en todo el mundo llevar a cabo una vida normal e impulsarlos a realizar actividades deportivas.

Como búsqueda del emprendimiento social a través del deporte, la Cátedra de Innovación establecerá por segundo año un vínculo de compromiso y soporte.