El verano es el momento ideal para relajarnos y hacer balance. Nos ponemos en modo vacaciones y algunos las aprovechamos para ponernos al día también en algunas tareas pendientes. Ahora que tienes un poco de tiempo quizás te pongas manos a la obra con alguna manualidad de la casa o prepares una excursión a ese museo o lugar que has querido visitar durante todo el invierno.

Pues desde la Cátedra de Innovación del Campus de Gandia te lanzamos otra propuesta: que aproveches estas vacaciones para mejorar tus habilidades sociales. Un cambio de actitud, fijarte en pequeños detalles durante tus conversaciones con los demás, pueden mejorar tus habilidades sociales blandas, esenciales para que cuando te reincorpores al trabajo, puedas mejorar el entorno laboral haciéndolo más amable y productivo.

Así que ahora que tienes más tiempo y seguro más compromisos sociales ponte manos a la obra:

  • Mejora tu comunicación: en reuniones intenta practicar tus habilidades comunicativas, para que puedas expresar claramente tus ideas, sentimientos y opiniones.
  • Ponte en el lugar del otro. Intenta comprender cómo se sienten los demás cuando estás cerca o hablando contigo.
  • Fíjate en el tono y ritmo que utilizas al hablar con el resto de personas, ha de ser amable y conciliador.
  • Escucha atentamente a tus interlocutores y pregúntales sobre lo que están hablando, cuando hayan terminado. No interrumpas.
  • Sé conciliador. Siempre es interesante aprender otros puntos de vista.
  • Participa en eventos sociales.
  • Presta atención a tu lenguaje corporal y al de resto de personas. En ocasiones te dirán más que las palabras.
  • Ante situaciones difíciles, intenta ser positivo y mantén la calma.
  • Evita criticar y protestar.

Parece fácil, pero ya os advertimos que para algunas personas mejorar estas actitudes y habilidades que no han puesto en práctica nunca puede parecerles casi imposibles. Así que ya sabes, estas vacaciones, práctica tus habilidades sociales.