El director de la Cátedra de Innovación del Campus de Gandia de la UPV, Pepe Marín, entiende que «la innovación siempre aparece para resolver problemas o para mejorar la vida de las personas». Y así nos encontramos ante esta crisis sanitaria a la que nos enfrentamos a consecuencia del coronavirus. La innovación está jugando un papel fundamental y la creatividad «en mayúsculas», como dice Marín, también. A lo largo de la siguiente entrevista compartimos con todos vosotros las nuevas líneas a seguir que estamos trabajando desde la Cátedra.

¿Cómo está afrontando la Cátedra de Innovación del Campus de Gandia el Estado de Alarma Sanitaria por el coronavirus?

La Cátedra de Innovación junto con la Cátedra de Cultura Directiva son las dos únicas Cátedras de la UPV con un patronato formado por varias empresas de diferente naturaleza. Por este motivo, las actividades que desarrollan no están focalizadas en un solo tema, sino que son de tipo generalista y, en gran medida, son actividades de acercamiento al mundo empresarial, y aquí la presencialidad es esencial: charlas, conferencias y eventos como la feria de la innovación se han caído del calendario, pero no por ello nos hemos detenido.

De hecho, actualmente tenemos dos cursos que estaban en proceso y para los que hemos optado por una alternativa en la que el aprendizaje no se vea alterado:
El curso de SEO, impartido por Iván Cañas, se seguirá dictando online. El profesor ha preparado para los alumnos una serie de presentaciones dinámicas con su voz en off explicando los temas y prácticas que faltaban por impartir antes del frenazo. Además, ha habilitado un foro para el intercambio de información y dudas.

En el caso de la Iniciativa Talents, formación intensiva de videojuegos con José Luis Sendra al frente, las clases continúan en sus días y horarios habituales a través de Discord y los alumnos están presentando sus avances en los proyectos con el ritmo esperado.

El equipo de la Cátedra no para y continúa trabajando apostando por el teletrabajo. ¿Por qué es tan importante en estos momentos?

Afortunadamente el equipo de colaboradores de la Cátedra es muy creativo y no paramos. A lo largo del confinamiento vamos a ir publicando en nuestro blog diferentes artículos que puedan ser productivos y a la vez entretenidos para nuestros seguidores y estamos ahora diseñando dentro de nuestros programas (Jump, Green, Talent y Media) nuevas acciones y cursos para poner en marcha próximamente.

Desde la Cátedra siempre se trabaja entorno a la innovación… ¿Qué podría aportar la innovación frente al coronavirus?

Desgraciadamente en la historia de la humanidad grandes catástrofes han traído grandes innovaciones. Y digo desgraciadamente porque siempre es a costa de muchas vidas humanas. Bill Gates predijo esta crisis en 2015 en una charla TED en Vancouver (Canadá) y nadie le hizo caso.
La innovación siempre aparece para resolver problemas o para mejorar la vida de las personas, y si algo nos ha traído esta crisis es que ha dejado al descubierto unos cuantos problemas que no sabíamos que teníamos, tanto a nivel personal como social. Por ello es previsible que se produzcan hitos de innovación tras esta crisis.

Estamos ante un nuevo cambio de paradigma en el que se están ideando nuevas alternativas innovadoras. ¿Qué lectura positiva podríamos extraer de esta situación?

De vez en cuando la naturaleza nos da un tirón de orejas y nos recuerda lo insignificantes que somos. Desde ese punto de vista sí veo un cambio de paradigma en el sentido de que ha quedado claro que la humanidad tiene ahora un enemigo que antes no lo percibía como tal: pandemia. Y es partir de aquí cuando se pueden elaborar alternativas innovadoras. Por lo tanto la lectura positiva que podemos extraer de esta situación nos la trae un dicho popular: «A grandes males, grandes remedios»

¿Qué mensaje compartirías con nuestros lectores?

CREATIVIDAD, con mayúsculas.
Escribir, dibujar, componer, idear, tocar música, conectar diferentes conceptos para crear algo nuevo, y sobre todo alimentar nuestra mente con conocimientos diversos para hacer crecer la hoguera de la creatividad. Todo esto te hace sentir vivo incluso en las circunstancias más adversas.